COMO MEJORAR MI RELACIÓN CON LA ABUNDANCIA

Una de las mayores preocupaciones que tienen las personas y que traen a una consulta terapéutica, está relacionada con la abundancia, si bien es un término muy amplio, porque la abundancia significa todo aquello de lo que hay mucho, puede ser amor, tiempo libre, conocimiento, etc. Pero en este artículo vamos a hablar de la abundancia material y económica, y de porque hay personas que le cuesta tanto relacionarse con el dinero.

Para ello, no existe un solo enfoque, vamos a tratar de identificar desde distintos aspectos, cuales son los mecanismos que a nivel inconsciente están actuando y que impiden en flujo de abundancia en nuestra vida.

  • Hay que tener en cuenta que el dinero simbólicamente es un “valor” (por ejemplo, un billete que tiene un valor de 10, 50 o 100 dólares).

En este caso, hay que revisar como esta mi valor personal, que tan valioso me siento, que tan valioso siento que es lo que hago. Tendré que revisar mi autoestima, y todos los pensamientos que tengo hacia si mismo. ¿me considero una persona valiosa para el mundo? ¿me siento seguro con lo que hago y digo? ¿me siento seguro de quien soy?, etc. Estas son algunas preguntas que deberé hacerme para identificar mi auto valía, en qué nivel se encuentra.

Seguramente a quien le cuesta valorarse, tiene un gran conflicto a la hora de decidir, cuanto cobrar por lo que hace, pedir un aumento a su empleador, decir que no a una propuesta que no le interesa, etc.

Entonces en este caso deberé trabajar mi autoestima, a medida que me afirme en mi valor personal, estaré sintonizándome con la abundancia en mi vida.

  • Otro aspecto importante es el “merecimiento”. Hay personas que en lo profundo no se sienten merecedoras del bueno, ya sea, una pareja, un trabajo, de ingresos, etc.

En este caso, deberé indagar profundamente en mi, en mis emociones y sentimientos ¿siento que merezco la abundancia en mi vida, me siento merecedor de tener dinero en abundancia?

Una manera de trabajar el merecimiento, es con afirmaciones positivas, por ejemplo: yo soy merecedor de todo lo bueno. Yo soy merecedor de tener abundancia económica en mi vida. Yo soy merecedor de ser abundante haciendo lo que amo, etc.

  • Deberé revisar mi árbol genealógico, en primer lugar deberé preguntarme ¿Cuánto dinero ganaban mis padres? Puede ser que exista una lealtad inconsciente que no me permita ganar más dinero que ellos.

Hay personas que teniendo mucho potencial no ganan lo suficiente, y eso es, porque a nivel inconsciente “yo no puedo ganar más que mis padres” o no puedo ganarme el dinero haciendo algo que disfrute porque a ellos les costó mucho esfuerzo tenerlo.

También deberé revisar frases condicionantes del tipo: “el dinero no lo c… los monos” “ganaras el sustento con el sudor de tu frente” “lo que no cuesta no vale” etc., etc.

También tendré que identificar, si en el árbol familiar, hubo bancarrotas, deudas (de todo tipo), de qué manera los miembros de la familia se ganaban el dinero (abuelos, padres, etc), problemas con herencias, etc.

  • Otro punto importante, es tener en cuenta que para atraer la abundancia a nuestra vida hay que vibrar en abundancia. ¿y eso como se logra? En ese caso es difícil lograr ser abundante haciendo algo que no nos gusta. Tengo que conectar con algo que realmente me haga vibrar, que me emocione, que me guste pasar el tiempo haciendo esa actividad.

La abundancia viene a nosotros por afinidad de forma, es decir, si yo soy abundante en algún conocimiento, en el tiempo que le dedico, en la pasión con lo que lo hago, seguramente eso que emprenda me traerá abundancia económica, la abundancia atrae abundancia.

Tengo que cambiar mi percepción que el dinero sólo se gana haciendo algunos tipos trabajos (trabajar en una oficina, en una industria, ser profesional, etc).

Las personas más adineradas y exitosas generalmente transitaron por ese camino que nadie había recorrido, innovaron y confiaron en ellos mismos (Bill Gates, Mark Zuckerberg son algunos ejemplos).

  • Y por último, y no menos importante, (y esto, es algo que muchos no tienen en cuenta). Es que para que algo sea exitoso y abundante, debe estar contribuyendo en el bienestar de otros, llevar un valor agregado al mundo, a la comunidad, etc. Ésta es la mayor clave de todo. Porque hemos dejado el egoísmo de lado, pensando en el bien del otro y el universo inmediatamente responde a eso, y nos abre las puertas de la abundancia, para que aquello que hacemos llegue a más personas y las beneficie.

Si has llegado hasta acá, ¡espero que este articulo te ayude a sintonizarte con la abundancia!

Gianina A. Guevara

Terapeuta integral y formadora

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat